http://www.lalinchi.lalinchigaleria.com/

Portada
.

Galeria
.

Exposiciones
.

News
.

El.Muro
.

Oleos
.

Contacto
.


YO AMO A GUAYAQUIL
Mi corazón es el andar fugitivo del tigre. Cuando nos despertamos del más profundo sueño, rompemos la telaraña de algún sueño. Y, no, obstante, un segundo más tarde, es tan delicado este tejido, que no recordamos haber soñado.El alma no nos pertenece, sino una sola vez en un cuerpo sensible.


ROMANCE DE MI DESTINO
Todo lo que quise yo, tuve que dejarlo lejos, siempre tengo que escaparme y abandonar lo que quiero; yo soy el buque fantasma que no puede anclar en puerto,  ando buscando refugio en retratos y en espejos, en cartas apolilladas y en perfumados recuerdos.
   
FRAGATA MEXICANA
                                                                  
  

XILOGRAFIA

BOHEMIOS O LAGARTEROS

Los músicos son; bohemios, locos y soñadores que dependen en gran medida, del arte, para surgir, en un medio muy difícil y complicado como el nuestro.
Estos músicos con voces prodigiosas, tienen que pasar innumerables, vaivenes, para poder ganarse un sitial en este subliminal espacio,  que de repente se les hace muy esquivo, ellos artistas callejeros de la canción, que cantan bellos Pasillos y Vals de música Ecuatoriana, a veces alcanzan esos cambios bruscos y terribles de una sociedad que por momentos los olvida y los margina.
Bohemios o lagarteros como se los conocen a estos Artistas, que saben estar en la acera de una esquina, de la ciudad  Guayaquil, ellos tienen una voz prodigiosa, romántica, melancólica y celestial. La idiosincrasia de nuestra sociedad que los juzga y los cataloga sin ningún derecho, tendrían que darles a ellos, en realidad más oportunidades, para que  alcancen sus sueños. Y así no dejar de perder en el olvido lo verdaderamente nuestro "La Música Nacional". como dicen en mi tierra lo nuestro,"LO CRIOLLO".

                            


VIDEO MUSICAL

LO LIRICO Y REAL
Lo lirico y lo real, el sueño y la vigilia, el día y la noche, dialéctica implacable, que nos enseña a mirar aquello que quizás esta escondido en la naturaleza y con el rostro que el tiempo va marcando, tal si fuera una huella de color que finalmente nos dirá quienes somos y a donde vamos.
The lyric thing and the royal thing, the dream and the wake, the day and the night, implacable dialectics, which teaches us to look at that one that probably this one hidden in the nature and with the face that the time is marking, such if it was a fingerprint of color that finally he will say to us who we are and to where we go.

NOTAS EXPRESS