DEVASTACIÓN DESPUES DEL TERREMOTO Y TSUNAMI EN JAPON



Un devastador tsunami desatado por el peor terremoto en 140 años en Japón podría haber dejado más de 1.000 muertos a lo largo de la costa noreste del país, luego de que una pared de agua arrasó todo lo que halló a su paso incluyendo casas, autos, granjas y embarcaciones.

Barcos de una zona costera fueron desplazados hasta el interior de un muelle por la fuerza del mar. En Sendai, 300 kilómetros al noreste de Tokio y cerca del epicentro del sismo, en el mar, la agencia de noticias Kyodo informó que un barco con cien personas a bordo fue arrastrado por el tsunami, pero fueron hallados sanos y salvos horas después.

La Cruz Roja en Ginebra dijo que la pared de agua fue más alta que algunas islas del océano Pacífico y se emitió una alerta de tsunami para la cuenca pacífica, aunque la medida fue levantada sin mayores consecuencias en algunos países de la región, como Taiwán, Australia y Nueva Zelanda.

En Tokio, los edificios temblaron durante dos minutos después del sismo y la mayoría de los habitantes se precipitaron a las calles, mientras se desencadenaban los incendios.

Sin transporte

Millones de personas se encontraban al caer la noche sin poder regresar a sus hogares a causa de la interrupción del sistema de transporte subterráneo. En muchos hogares de la zona del epicentro tampoco había luz ni calefacción.

Las autoridades instaron por altavoces a los empleados a dormir cerca de sus oficinas y los hoteles pronto se  llenaron.

Imágenes televisivas captadas desde un helicóptero mostraron buques de carga, automóviles y toneladas de materiales arrastrados por una gigantesca marea de agua pardusca estrellándose contra las costas.

También mostraron torrentes de lodo desbordando el cauce del río Natori y destruyendo campos en la zona de Sendai.

Hasta 300 cuerpos fueron hallados en la ciudad costera de Sendai, dijeron los medios. La cadena NHK reportó que las víctimas aparentemente murieron ahogadas.

El gobierno ha enviado 8.000 militares para las labores de rescate a las áreas afectadas.

En el centro de la capital japonesa, varios trenes dejaron de operar y los pasajeros tuvieron que caminar sobre las vías para llegar a andenes. El servicio ferroviario en el noreste del Japón y el de Tokio, que normalmente transportan unos diez millones de pasajeros diarios, fueron suspendidos, dejando a centenares de miles de personas varadas en las diferentes estaciones.

Réplicas

Un nuevo sismo de magnitud 6,8 se registró la mañana de hoy a la altura de la costa oriental de Japón. Esta nueva réplica se produjo a una profundidad de 24 km y a 174 km al sureste de la ciudad de Sendai.

Ayer se contaron 60 réplicas, cuatro de ellas de 7 grados en la escala Richter y otras tres más entre ellas una de 6,7 a las 04:00 locales en la región montañosa de la prefectura de Niigata, al noroeste, parte opuesta a la costa pacífica devastada por el sismo y tsunami.

Tres cuartos de hora más tarde se produjo una nueva réplica aún más fuerte, según el Instituto de Geofísica de Estados Unidos (USGS). Ambos a solo un kilómetro de profundidad.

El Banco de Japón, que está tratando de impulsar una anémica economía, dijo que haría todo lo posible para asegurar la estabilidad de los mercados financieros, mientras el yen y las acciones japonesas caían.

Las alertas por tsunami trajeron a la memoria la enorme tragedia que afectó Sumatra en el 2004, con un saldo de casi 300 mil muertos.

El Centro de Alerta de Tsunamis del Pacífico emitió alertas para países al oeste de Japón, incluso en lugares tan lejanos como Colombia o Perú.

Se cree que es el quinto terremoto más potente que ha sacudido al mundo en el último siglo y el mayor en 140 años en Japón, superando al gran terremoto de Kanto, el 1 de septiembre de 1923, que mató a más de 140.000 personas en Tokio.

El geofísico de la Agencia Espacial de Estados Unidos(NASA), Richard Gross calculó que el movimiento de rotación de la tierra se aceleró en unos 1,6 microsegundos, lo que se debió al cambio en la masa de la Tierra provocada por el sismo, es decir que desde ayer el día se volvió un poco más corto.

Cifras


1.000 muertos dejaron el sismo y el tsunami hasta anoche.
673 desaparecidos y 991 heridos completaban el balance.
2.000 millones de dólares es el cálculo preliminar de los daños.
45.000 personas  fueron evacuadas cerca de una central nuclear.